Blogia
desdoblamientointelectual

El frio y el coñac

Tiene una monedita señor que le sobre para mi cañita de coñac, hace frio usted comprenderá, que hay que lavar la olla antes de comer un pancito y dormir mirando las estrellas.

Sabes usted yo hablo 5 idiomas y vengo de esa región en donde dios no se llama como acá, pero al final de cuentas es lo mismo, es lo mismo al final en todas partes.
 
Déjeme decirle una cosa, creo que soy muy feliz, afortunadamente feliz porque quiero serlo,
Simplemente pido porque no tengo más remedio que pedir y
a veces si he visto la muerte, muy tranquilo me quedo y la espero.
El frio y el coñac son mis polos opuestos, a veces tengo frio y termino borracho. En verano claro pues no tengo frio, pero de tanto frio que hizo el invierno pasado, me quedo gustando el coñac.

Llevo 13 años en esta tierra, en donde me he enamorado y me he desenamorado como una máquina de amor. Sabe usted hay una cosa en la vida que un hombre y le digo yo, que estoy cerca de los 75 años, nunca podrá combatir...... el amor de una mujer....
 
En la calle sabe hombre usted, llega a no tener nada, pero en un minuto puede llegar a creer que lo tiene todo y solo por una mujer y eso se llama señor:........ amor, verdadero amor.....
Porque no me dirá usted que el coñac es más fuerte que el amor, y yo he tenido resacas con coñac que al final de cuentas son resacas......... quien no las ha tenido, pero cuando uno queda borracho por el amor de una mujer, la resaca muchas veces dura una eternidad....... quien no las ha tenido.
 
Con mucho respeto se lo digo a usted señor, tan diferentes que podemos vernos, tan distantes que pueden ser nuestras vidas, al final de cuentas no somos muy diferentes,
Si viera esto usted de fuera se daría cuenta que somos muy pero muy  parecidos, al final es lo mismo en todas partes,
Hoy día yo le pido una monedita, mañana usted me pide otro consejo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres