Blogia
desdoblamientointelectual

Tú misma


Acotando la ignorancia,
extraviando los modales,
extraviando los modales.
 
Y la cama es un precipicio,
en donde caen cascadas,
que parten de mis ojos,
que parten de mis ojos.
 
Tu silencio huele a miedo,
tu orgullo a locura,
tu cuerpo es una enredadera,
que se afirma del llano,
que dejan tus pesares,
por los mismos caminos,
por los mismos caminos.
 
Pasaran los años,
y probablemente seguirás planeando,
mientras tus dudas vivas,
te coman los huesos,
y hasta tu mismo pescuezo,
se te retuerza por nada,
se te retuerza por nada.
 
Hasta la historia más triste,
tiene un final alegre,
en donde te lo pido,
vive como tú quieras,
enciérrate en tu mundo,
dibuja un cielo inmenso,
allá tan lejos donde,
no llegue yo volando
no llegue yo volando.
 
Del morir nos moriremos,
y probablemente en un segundo,
te acuerdes de aquel día,
te acuerdes de aquel día,
en donde me juraste,
traición eterna,
amor a tu agrado,
egocentrismo puro,
diciendo que me amabas,
diciendo que me amabas.
 
Dirás que soy un loco,
un niño de esos,
que se esconden en las faldas y en sus pecados,
mira quien lo está diciendo,
la reina de espadas,
la que muestra la espalda,
pasando de todo,
y se hace la herida,
y se hace la herida.
 
Pero déjame decirte,
mi última palabra,
para que no olvides nunca,
que mientras tu llorabas,
yo también lo hacía,
y cuando me mentías,
yo me hacia el tonto,
mientras mandabas besos,
que no me pertenecían,
que no me pertenecían.
 
Tu soledad ambigua,
tu descarada presencia,
hasta tu desequilibrio,
tus delirios,
tu pasado y tu futuro,
que son hoy tu presente,
entraron en mi alma,
hasta que me di cuenta,
que tú no quieres a nadie,
que no seas tú misma,
que no seas tú misma.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres