Blogia

desdoblamientointelectual

Lo que realmente nunca se tuvo

 

He querido encallar
en la perfección de tus labios,
y como un navegante mareado
he varado
entre tus curvas.
 
Son mis manos de celofán
que transpiran nerviosas,
entre tu cintura y las paredes,
entre tu cabello
y tu espalda dibujada en mi cama arrugada.
 
Como posponer,
la razón del destino,
que dejo acunando entre mis pestañas,
tu presencia
y delicada propuesta.
 
Mientras paso a paso
cavando un agujero voy cabizbajo,
 y trato de entender
que de un día a otro,
dejaste de decirme volveré.
 
Que injusto es el amor no,
que impensado lo sucedido,
cuando se deja engañar,
 se entrega a regalía
y se pierde lo que nunca realmente se tuvo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ha pujat el cabal (Ha subido el caudal)

 

En el balcón
me siento
a recordarte
y te imagino
llena
como una luna
en el cielo oscuro
hermosa
cautiva
solitaria
teniendo tus días
teniendo tus días.
 
Queriendo irte a buscar
me impulso
hasta la punta
mas alta
de la cordillera
a ver si  puedo
verte desde lejos
a ver si puedo
verte desde lejos.
 
Te busco
y mi mirada me engaña
porque estas presente
en todo
porque estas presente
en todo
y me es imposible
dejar de pensarte
mientras te extraño
y no consigo entender porque
el amor tiene que doler para ser realmente amor.
 
Te escondes
cerca del rio Turia
y desde el sur de los andes
veo que ha subido su caudal
veo que ha subido su caudal
y me pregunto yo
por donde andarán tus pasos
que hoy  la capital
ha despertado nublada.
 
Llego a respirar
cerca de tu cuello
y es el viento
y es el viento
recuerdas melodías….
te das vuelta
mirando a todos lados
quedando solitaria bajas la mirada
y continuas tu paso
y continuas tu paso.
 
Finalmente buscas tu rincón amargo
envuelta en chocolates, magdalenas e infusiones
quedo petrificado
quedo totalmente petrificado
y el corazón engarrado me queda
ya que por fin me doy cuenta
que tus lagrimas
alimentan
al Turia
que tus lagrimas
alimentan
al Turia.

Día de invierno

 

Llora el cielo
grisáceo 
y las ventanas
se empañan.
 
Las sabanas
se abrazan
a los cuerpos
que trepidan.
 
El viento
golpea
queriendo entrar
sin beneplácito.
 
Tus ojos me miran
me miran tus ojos
como por debajo
escondidos.
 
Mientras nuestros pies
se aferran
se barajan
y se reconocen.  
 
Tu respiración
en mi respiración
choca
se procrea.
 
Te abrazo
quedas en capullo friolenta
te afirmas
con tus muslos.
 
Me besas
con tus labios cálidos
incorporando
tu lengua mediterránea.
 
Adormeces la mía
que busca
se cansa
y vuelve a buscar por las diagonales.
 
Nos tanteamos
como si fuéramos avalanchas
nos esparcimos
como si fuéramos magma.
 
Tus caderas
crecen
palpitan
y se divierten.
 
Nos resistimos
investigándonos
nos besamos
desesperadamente.
 
tus piernas
marcan las 3 en punto
luego medianoche  
mientras nos derretimos.
 
Hasta que resucitamos 
con los ojos abiertos
exhaustos
y la lluvia cesa.
 

Solitario

 

Me quede solitario
porque amaba tu historia y tu histeria
y tú con cara de estrella perdida
me mirabas pidiéndome perdón.
 
Fue mi culpa
y lo entiendo
que al final del camino
me dejaras herido.
 
Tirado como un cigarro prendido
que espera ser pisado
para olvidarte con furia
y no acordarme de tu ropa interior.
 
Tus besos que me saben amargos
pueden irse corriendo
aunque a tu lengua larga
no le tengo pudor.
 
Y tú par de piernas largas
que las conozco de cerca
pueden darse la vuelta
y no te atrevas a mirar.
 
Porque prefiero quedarme solo
que mirarte a los ojos
y acordarme duramente
que te gusta el revolcón.
 
Y yo acá como una puerta giratoria
haciendo de bobo
me entregue
pero me aburrí de tu rubor.
 
De tus mentiras
de tu falso escote
de tu pelo coloreado
y de tu fidelidad extraviada.
 
Que sin resquicio a encontrarse
sin vergüenza ni clemencia
ya por mucho tiempo
con tu respaldo en el amor.
 
Me dejaron de lado
como un par de zapatos de tacón
que mueren quebrados
y se cambian sin aviso.

No soy un poeta

 

Yo no soy un poeta
ni menos me disfrazo de erudito
soy una marioneta
una simple y silvestre marioneta
de millones y largos hilos que me sostienen
conexos entre ellos aquí, aquí, allá y hasta el infinito.
 
Nunca he pretendido ser poeta
ni  Homero ni Hesiodo
tampoco me creo el bardo del pueblo
siendo sincero
no entiendo que hace un lápiz con un papel
y voy a aspirar ser poeta.
 
Soy un guiñol
uno más del poblado  
en perfecta extensión inmortal
naciendo de la sangre, de los callejones y las jugarretas
criándome entre copas, entre piernas y amoríos
cuestionando la muerte, el pasado y la existencia.
 
Nunca he pretendido ser poeta
ni menos vivir en parís
y protagonizar "la boheme"
ni dármelas de vate
cerrar mis ojos
y cantar a lo juglar mi poesía.
 
No quiero fingir que soy poeta
pero escribo
y ando cantando
mis ojos son los ojos del todo
los cuales se apoderan de mis filamentos
despertando lo que no soy.
 
Yo no soy un poeta
ni tampoco soy un bribón sin identidad
soy lo que la eternidad siente y quiere que sea
acá el poeta es perpetuo y yo soy su marioneta  
en estado de posesión cataléptico
disparando poesía por los poros.

 

Flores y floreros

 

Se ha muerto un florero
dejando rastros de su cuerpo
por el aposento.  
 
Las alelíes quedaron sin guarida
sin tropel
esparcidas con rastros de magulladuras.
 
Se ha muerto un florero
y la mesa llora su muerte
quedando inmóvil ante el ruido de su deceso. 
 
Se fue derramando por los bordes
en caída libre y encontronazo
el florero mascullo sus pasos de albedrío contaron.
 
Ahí está el florero muerto en partes
divido ante el propósito y la libertad
mientras las alelíes resignadas no se mueven de su velatorio.
 
En cadena de oración
quedo el lugar por completo
a fallecido el detalle gritaron.
 
A concluido un capitulo
vaticinando muerte para las alelíes
que renunciadas esperan.

Tu risa

Tu risa
se parece al sol
cuando por la mañana
abro mis cortinas.
 
Me deslumbro
ante la perfección
de los rayos
que tiene tu rostro.
 
Me enloquezco
ante la magia de tu sonreír
que me hace un adicto
a más que tus labios.
 
Qué alegría siento yo
cuando me atrapas al reír
desde lejos hacia mí
iluminando tu llegada.
 
Cuando pareces seria
y la risa se te perdió
me pongo impaciente
a que vuelvas a iluminar.
 
Tu sonrisa se parece al sol
cuando el frio llega a mí
y me quieres abrazar
con tu alegría.
 
Completamente enloquecido
de tu risa celestial
me has dejado
con el tiempo.
 
Pobre de mí
que tu risa ya no esta
conformándome mirar
el cielo inmenso.
 
Como si fuera una desgracia
vivo en cielos hoy nublados
porque no tengo tu presencia
ni menos tu sonrisa.
 
No me resignare jamás
y algún día me veras
mirándote de frente
augurando algún eclipse.
 
Porque nunca te he olvidado
ni menos al sonreír  
ya que lo hago con tu luz
que dejaste en mi vida.

Perdóname

 

Perdóname
si me equivoco
y te dejo poco a poco
llorando llorando.
 
Si he sido un poco necio
mostrándote mi espalda
dejando al mismo viento
que se lleve tus lágrimas.
 
No pretendo que te olvides
y puedes crucificarme
entregándome tu espalda
y no mirándome a los ojos.
 
Al final del cuento somos
dos grandes altaneros
que no pretenden ni entregan
el perdón de los hechos.
 
Es que nos amamos tanto
que somos enfermizos
pretendiendo mejorarnos
de este duro acertijo.
 
Al final el corazón
transita por las calles
en donde olvidamos
tomarnos de la mano.
 
Te invito y abrázame
a tenernos compasión
mudarnos de los ojos
extinguiendo  la perfección.
 
Prepárate
que no basta solo con amar
salgamos a pasear
viviendo enamorados.
 
Como estrellas con instintos
evitando  los abismos
entre besos
y caricias.

 

Operación Reencuentro


El amor y la distancia muchas veces se abrazan aunque estos sean distintos,
oh que triste es el amor a la distancia,
oh que triste es recordar cuando tú no estás junto a mí,
oh que triste es imaginarte y dejar que mis pensamientos se trasformen en un oasis.
 
Porque ninguno de los dos es tan loco ni menos tan cuerdo para soportar la distancia,
entender los acontecimientos y vivir con las presiones que nos pone el corazón,
tal vez sea que no hemos despertado,
tal vez sea que no nos dimos cuenta que cuando quisimos amarnos lo que menos hicimos fue querer amarnos.
 
Será que nacimos para estar separados, extrañarnos, nunca conocernos y siempre querer estar juntos,
será que la distancia se interpone entre nosotros para que nos busquemos y realmente atesoremos los grandiosos momentos que compartimos,
o será que realmente no existes y simplemente te he imaginado compitiendo con la lógica  y el amor como un demente.
 
No comprendo si amarte es parte de la vida o es parte del enigma platónico que funde mi corazón al recordarte,
que saco al pensarte si la distancia me sorprende nuevamente sin ti,
deja mi corazón en una constante búsqueda de tu presencia, esperando en el vergel de las carisias que nos entregamos e imagino aun más cuando me siento más solo y decido seguir amandote.
 
Tú presencia esta por todos lados,
Tú sonrisa esta por todos lados,
Tus manos en mi cuerpo y mis manos en el tuyo,
Tus labios en mis labios,
Tus ojos en mis ojos.
 
Distancia, que sería de ti sin la distancia,
que sería de mí sin la distancia,
que sería de mi corazón sin tu presencia,
que sería de mi presencia sin tu corazón.
 
Si te recuerdo es porque te amo,
si te pienso es porque te amo,
si te encuentro en todos lados es porque te amo,
si pasa el tiempo y al final lo único que hago, es seguir amándote porque te amo.
 
Si cuando no consigo dormir y te encuentro en mis sueños, aunque este dormido se que estoy amandote,
si cuando decido amarte más, consigo amarte más de lo que pensaba,
si a veces cuando no soporto la distancia, me doy cuenta que la soporto sencillamente porque te amo.
 
Y te amo aunque suene repetitivo, decirte te amo,
aunque no logre entender nunca que es realmente el amor, ni menos que es realmente amarte.
aunque no logre entender nunca por qué simplemente te amo, o porque simplemente quiero amarte,
aunque nunca deje de amarte, se que nunca dejare de hacerlo,
 aunque la distancia exista te seguiré amando como nunca he dejado de amarte, porque te amo y volveremos a estar juntos porque tú tambien me amas sin saber por qué lo haces.

 

Destino bendito

 

Llego con un ramo de rosas rojas,
ella no estaba,
se sentó a esperarla,
y pasaron 100 días de luna llena.
 
Los primeros días,
se sentó apoyándose en la puerta,
antes del último,
la espero de pie.
 
Es que el amor dicen,
sobrepasa el tiempo,
hace ver las noches más nubladas,
perfectas de luna llena.
 
Camino a su casa,
se auto convencía,
es que porque olvidar,
finalmente se resignaba.
 
Las rosas las dejo intactas en la entrada,
esperando a que ella llegara,
 las viera,
ella sabría que él las dejo.  
 
De vuelta a  casa,
trataba de comprender la vida,
sin su amada,
tendría que volver a nacer para soportar la soledad.
 
Era joven y tenía la vida por delante,
pero el corazón es porfiado,
sumándole el recuerdo,
y los sueños que quedaron por hacer.
 
Pasando por el centro del pueblo,
como avisando a sus ojos,
un cartel ofertando pasajes para un pueblo nuevo a habitar,
respiro profundo.
 
Boleto de ida,
y no hay vuelta atrás dijo,
mientras sus lagrimas corrían por su cara,
cerró los ojos y quizás fue la última vez que pensó en ella.
 
Camino a casa,
a preparar maletas,
a cerrar bien puertas y ventanas,
nunca más volvería.
 
Al abrir la puerta quedó sorprendido,
una papel tirado,
lo recogió y a distancia sintió su olor,
por un instante se lleno nuevamente de vida.
 
Te estuve esperando 100 días de luna decía,
y él sin comprender quedo petrificado,
impactado ante la incongruencia del destino,
finalmente quedaban solo horas para partir. 

La ciudad se llamaba esperanza,
un tren inmenso a viaje,
tirado por la fuerza que tiene el alma,
un viaje largo y penetrante.
 
En su mente la nota que ella dejo,
pensó también en las rosas junto a la puerta,
se pregunto porque la vida no los cruzo,
será que a veces no basta solo con amar.
 
Empezaría un nuevo capítulo,
la vida tiene muchos,
somos los escritores de nuestros caminos,
y los mejores actores interpretes de nuestras fantasías.
 
A punto de partir se escucho,
"detengan el tren" a viva voz,
la gente miraba intrigada por las ventanas,
mientras el tren empezaba a tomar vuelo.
 
Se acerco a la ventana y corrió rápidamente,
tanto que sus pasos dejaban atrás su cuerpo,
desde la puerta estiro su brazo para ayudarla,
mientras el tren avanzaba poco a poco.
 
Una mujer con un ramo de rosas subió al tren,
se escuchaba por los pasillos,
y un hombre que la abrazo,
camino a ciudad esperanza.
 
El destino que antes los separo,
hoy los une,
subrayando el amor verdadero,
y recordando que la esperanza nunca se debe perder.  

 

 

Despecho

Se apagaron las calderas,
y con un ruido ensordecedor,
aquí no ha pasado nada.
 
Los sueños quedaran como el magma,
pero perjudica no ser sincero,
porque el boomerang tarde o temprano volverá.
 
Las fotografías que enterraste,
la distancia es solo una instancia,
 y el verbo es solo el verbo.
 
El tiempo ante todo será el mejor juez,
la trampa hará retroceder,
y  las mascaras no servirán de nada.
 
Quien más que tú,
y yo,
que nunca supimos detener el rencor.
 
Como villanos en su guarida,
como serpientes queriendo caminar,
como globos que se pierden en lo alto.
 
Tendremos que vivir pensándonos,
respirando,
nunca olvidando,
siendo amigos del despecho.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Juramento

 

Cuantos años pasaron,
que la lejanía se transformo en un acertijo,
mientras más te pensaba menos me contenía,
mis pasares parecían cataclismos vivos,
pidiéndome al odio la conciencia,
no volverme a equivocar.
 
Cuando menos presentía,
hizo efecto el juramento,
como truco del mejor mago,
que un día congelado,
rompiendo corazones,
de dos enamorados,
partió el mundo en dos.
 
El amor es el amor,
lo demás son historietas,
preámbulos divinos,
trompetas y tambores,
todo lo que pasa,
el detalle y el destello,
nada se compara,
al realmente verdadero.
 
El corazón es el corazón,
lo demás son regalías,
la verdad de la verdad,
cuesta más de una vida,
darse cuenta del efecto,
que proponemos por defecto,
al pobre corazón.
 
Si se firma un juramento,
transcurriendo el tiempo,
recordando en el olvido,
que ante el más leve suspiro,
nunca se podrá olvidar.
 
Si se firma un juramento,
aunque pretendas que el olvido,
se presente de etiqueta,
y te hagas el desentendido,
no se podrá evitar.

 

Vestido de luto

 

Nos miramos a los ojos,
como dos empedernidos,
transcurriendo olvidos,
cercenando el miedo,
 
Quitábamos la mirada,
en busca del no quiero,
ante el más leve intento,
tropezábamos sonriendo.
 
Tú me sonreíste sin duda,
y tus ojos me hablaron,
yo me quede mudo y consumido,
con mis ojos caídos.
 
Te busque por todos lados,
te me fuiste despistada,
me miraste sin mirarme,
quedándome clavado.
 
Me quede mirando solo,
como una botella vacía,
perdiendo los días,
y contando las noches.
 
Pero que tiene el destino,
nuevamente nos encontramos,
nuestras sonrisas conspiraron,
con los ojos como imanes.
 
Terminamos de la mano,
como chimeneas andantes,
con la risa por delante,
y los ojos como lunas.
 
Nos besamos sin vergüenza,
con los ojos cerrados,
y desnudos abrazados,
volvimos a cerrarlos.
 
Pasaron más de un millón de besos,
y unos cientos en la boca,
mientras pasaban los sucesos,
nos decidimos casar.
 
A las siete era la boda,
a las nueve y ya no te espero,
hasta el vals ese día se quedo plantado,
y vestido de luto nunca más te volví a ver.

 

Tú misma


Acotando la ignorancia,
extraviando los modales,
extraviando los modales.
 
Y la cama es un precipicio,
en donde caen cascadas,
que parten de mis ojos,
que parten de mis ojos.
 
Tu silencio huele a miedo,
tu orgullo a locura,
tu cuerpo es una enredadera,
que se afirma del llano,
que dejan tus pesares,
por los mismos caminos,
por los mismos caminos.
 
Pasaran los años,
y probablemente seguirás planeando,
mientras tus dudas vivas,
te coman los huesos,
y hasta tu mismo pescuezo,
se te retuerza por nada,
se te retuerza por nada.
 
Hasta la historia más triste,
tiene un final alegre,
en donde te lo pido,
vive como tú quieras,
enciérrate en tu mundo,
dibuja un cielo inmenso,
allá tan lejos donde,
no llegue yo volando
no llegue yo volando.
 
Del morir nos moriremos,
y probablemente en un segundo,
te acuerdes de aquel día,
te acuerdes de aquel día,
en donde me juraste,
traición eterna,
amor a tu agrado,
egocentrismo puro,
diciendo que me amabas,
diciendo que me amabas.
 
Dirás que soy un loco,
un niño de esos,
que se esconden en las faldas y en sus pecados,
mira quien lo está diciendo,
la reina de espadas,
la que muestra la espalda,
pasando de todo,
y se hace la herida,
y se hace la herida.
 
Pero déjame decirte,
mi última palabra,
para que no olvides nunca,
que mientras tu llorabas,
yo también lo hacía,
y cuando me mentías,
yo me hacia el tonto,
mientras mandabas besos,
que no me pertenecían,
que no me pertenecían.
 
Tu soledad ambigua,
tu descarada presencia,
hasta tu desequilibrio,
tus delirios,
tu pasado y tu futuro,
que son hoy tu presente,
entraron en mi alma,
hasta que me di cuenta,
que tú no quieres a nadie,
que no seas tú misma,
que no seas tú misma.

 

El frio y el coñac

Tiene una monedita señor que le sobre para mi cañita de coñac, hace frio usted comprenderá, que hay que lavar la olla antes de comer un pancito y dormir mirando las estrellas.

Sabes usted yo hablo 5 idiomas y vengo de esa región en donde dios no se llama como acá, pero al final de cuentas es lo mismo, es lo mismo al final en todas partes.
 
Déjeme decirle una cosa, creo que soy muy feliz, afortunadamente feliz porque quiero serlo,
Simplemente pido porque no tengo más remedio que pedir y
a veces si he visto la muerte, muy tranquilo me quedo y la espero.
El frio y el coñac son mis polos opuestos, a veces tengo frio y termino borracho. En verano claro pues no tengo frio, pero de tanto frio que hizo el invierno pasado, me quedo gustando el coñac.

Llevo 13 años en esta tierra, en donde me he enamorado y me he desenamorado como una máquina de amor. Sabe usted hay una cosa en la vida que un hombre y le digo yo, que estoy cerca de los 75 años, nunca podrá combatir...... el amor de una mujer....
 
En la calle sabe hombre usted, llega a no tener nada, pero en un minuto puede llegar a creer que lo tiene todo y solo por una mujer y eso se llama señor:........ amor, verdadero amor.....
Porque no me dirá usted que el coñac es más fuerte que el amor, y yo he tenido resacas con coñac que al final de cuentas son resacas......... quien no las ha tenido, pero cuando uno queda borracho por el amor de una mujer, la resaca muchas veces dura una eternidad....... quien no las ha tenido.
 
Con mucho respeto se lo digo a usted señor, tan diferentes que podemos vernos, tan distantes que pueden ser nuestras vidas, al final de cuentas no somos muy diferentes,
Si viera esto usted de fuera se daría cuenta que somos muy pero muy  parecidos, al final es lo mismo en todas partes,
Hoy día yo le pido una monedita, mañana usted me pide otro consejo.

Una madre y una hija de la mano

 

Estaba sentada sobre la banqueta de una plaza,
Algunos niños jugaban, corrían de acá para allá y el cielo entre nubes no dejaba escapar ni un rayo de sol, dejando el ambiente con un gris pastel difuminado en un celeste que dice adiós.

Hace ya un par de meses que no contenía el llanto, su mejor amigo por esos días era un pañuelo blanco que estrujaba aún más que su ego y las noches eran cada vez más traicioneras y hasta la propia almohada le pedía un cara a cara no dejándola descansar.

Caminaba muy cerca por los lares de los 25 años,
Y aunque tenía más fuerza que la famosa Juana que termino juzgada, sus pasos por hoy día eran sobre los pantanos del miedo, cuando no se tiene ganas y tu vida parece un rompecabezas de un millón de piezas esparcidas por la nostalgia.

Mientras prendía un cigarro tras otro, sus piernas cruzadas, sus ojos grandes, húmedos y vivos.... solo con ganas pronto de salir al puerto del sosiego.... escucho un "mama" por detrás que la hizo unos segundos despertar y sonreír.

Hace ya unos años un poco hombre, la miro a los ojos y le dijo al odio confía en mí, que se puede hacer cuando se está enamorada y tu corazón se hace el cómplice,
Después de 12 meses le entregaron en los brazos a una niña sin padre a quien cuidar.

Mirando a su hija le es imposible no retroceder unos años en su vida y cuestionar lo que es incuestionable,
Finalmente con un hondo suspiro decide sonreír, al final sacando cuentas no todo es tan  malo, la vida por muy dura que nos toque, siempre tiene ese pequeñito instante de lucidez que nos lleva hacia el pueblo llamado felicidad.

Se paró de la banqueta y se acerco a su hija, ella era una niña hermosa, con sus pelos enrulados y sus ojos impregnados de vida, se arrodillo quedando a su altura, la miro fijamente y le dijo:
"Te quiero hija, has sido lo mejor que me ha tocado en mi vida", la niña sonrió, con esa risa que solo les dan las hijas a las madres,  la abrazo  y le dijo con voz de niña: "Yo también te quiero mamá y estoy segura que tú también eres lo mejor que me ha tocado y me tocará vivir en esta vida.

Un abrazo que no solo ilumina una plaza en un día nublado, hace ver un poco hacia delante con fuerza, con la esperanza de que el corazón sane lo que tiene que sanar para volver a querer, por ahora la tranquilidad deberá reinar, la angustia deberá ser sacada de raíz, y nunca más se deberá olvidar que para querer, primero se tiene que querer uno mismo, es imposible ver florecer cuando se planta sobre tierra infértil y es imposible plantar sobre tierra infértil cuando no se quiere ver florecer .....
A lo lejos se pueden ver como se alejan de la mano una madre y una hija, pronto oscurecerá.

 

El piso se movió

 

El piso se movió y nos visito la muerte,

es que el piso no se movió como siempre se mueve el piso, es que este como si estuviera enfurecido termino con la vida, termino con  la esperanza y termino con los sueños. Yo me lance bajo la cama pensando que se me venía el mundo sobre mí, escuchando llantos y vidrios quebrándose, en la más oscura sinfonía de la angustia de un país invadido por una catástrofe.

Se movió el piso y esos minutos que no recuerdo hundido por la oscuridad de la oscuridad de mis pensamientos más penosos bajo una cama esperando ser aplastado, por la angustia de la angustia de mi ser mas recogido recordando mi vida en cámara rápida, lenta  y por el miedo del miedo de no saber nada más que de mí y esperar que todos estuviesen bien.

Se movió el piso y me siento afortunado después de todo, en un piso trece recordé que la muerte está por todos lados y que la vida a eso de las 3:30 de la madrugada cuando más crees que desaparece esta mas presente.

Me vestí como pude, pasando sobre lo que estaba tirado en el piso sin comprender la magnitud real de lo sucedido y solo con la luz del bendito celular llegue a la puerta, que estaba trabada y pidiendo ayuda a uno de esos héroes incognitos salí así como sales del vientre de tu madre alegrado pero impactado. Comprendí que la luz de emergencia, los llanos de desesperación y los golpes de otras puertas trabadas me abrían también a mí el camino a ser un héroe incognito y salir a la ayuda de los demás.

Se movió el piso y no es la primera vez que en mi querido país se mueve el piso, ¿Será que mi país sufre por la mano desconsiderada de todos?, ¿Será que mi país está realmente enfurecido por los que no respetan la tierra?, ¿Será que dentro del destino de un chile mirado a lo lejos, está la mismíma fuerza del chileno por salir a delante mientras el mundo entero mira como todos al final de cuentas nos derrumbamos? 

Benditos sean todos los que ya no están y perdieron la vida, gracias a todos aquellos que solidarizaron con Chile. Mientras pasan los días y las replicas aun siguen y así como las placas, un país entero trata de acomodarse una vez más a las circunstancias que le pone el destino, muchos en el  mundo piden clemencia y perdón a un planeta.

 

Me permito

Me permito a decir que dentro de la vida misma existe la angustia,
existe el silencio,  existe el miedo y tantas cosas que hay que permitir,
Es que no puedo estallar,
es que tampoco me quedo congelado, ni menos me quedo a medias, ni menos me quedo luchando como pensé.
 
Me permito a observar a los que me rodean, a los que me sobrepasan y a los que dejo atrás,
Es que no puedo caminar en conjunto sufro de egocentrismo, es que me siento ahogado cuando trato de imitar.
 
Me permito amar con el miedo de pertenecer, con el dolor de no poder ser tan fiel como quiero serlo, comprendiendo que tú lo eres y pienso mal de ti,
Es que te quiero tanto y no quiero perderte, ni tampoco perder lo que siento dentro muy dentro, ni menos quedar tan solo porque no me decido, ni menos me permito sentir y decírtelo.
 
Me permito en soledad a mirar mi vida como lo hacen los soñadores y sin cesar dejar el llanto de una vez,
Es que me cuesta tanto comprender que la vida misma es la culpable, que yo no sea feliz cuando no la comprendo.
 
Me permito a divulgar mis letras por el mundo, me permito también a decirte cállate,
Es que en algún minuto me tendrán que escuchar, que no hay verdad mas verdadera, que la que tratamos de ocultarnos y le decimos ándate.
 
Me permito lo que no se permite y llega el momento en donde hay que decir basta,
Es que siento que pierdo, que pierdo el día que pierdo la noche y que hasta los sueños voy  perdiendo,
Es que simplemente me ahogo de angustia en el mar de la ignorancia, por querer estar arriba mirando todo desde abajo, y finalmente me pierdo muy dentro mío me pierdo, sin aspirar a estarlo y pensando quien sabe donde estoy.
 
Me permito a encarar la pobreza de los caminos del destino y culpabilizarlo de qué sé yo, me permito a decir muy callado hablando conmigo mismo,
Es que estoy cansado de dar vueltas como las ruletas, de un lado  a otro sin querer estar ahí, quiero respirar donde yo quiero hacerlo y por favor no me digas quédate.
 
Me permito a terminar lo que no se si quiero permitirme, solo quiero seguir viviendo con la incomprensión, de la vida y permítanme no perder la alegría, de la fe en uno mismo y me permito resucitar,
Es que después de todo, aunque quiero permitirme lamentablemente, vivo del sí y también vivo del no, es que me voy permitiendo pasos que pienso que me llevaran a permitirme lo que realmente deseo permitir en esta vida.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vengan a ver el circo

La vida se lleva en una carpa de circo amigos míos, a veces somos payasos, nos pintamos la cara, nos vestimos de colores,  llevamos las extravagantes pelucas del tengo personalidad y somos el alma del mundo.

Otras veces corremos riesgos y somos trapecistas con esos trajes apretados y con esos cuerpos esbeltos ...no tenemos miedo... y nos enfrentamos como lo hace el hombre bala por los cielos desafiando al miedo.

 ¿Pero qué pasa con los malabaristas cuando estropean la perfección, con los lanzadores de fuego cuando se queman la lengua, con los equilibristas cuando dan un paso en falso  y con este mundo de magia elocuente magia si quieres verlo como magia?  ¿Pero qué pasa con la mujer barbuda cuando se mira al espejo y le gritan pretensiosa, con  los enanos y los gigantes del circo que se miran como preguntándose quién es el mas raro, o con los magos que guardan cuantas partes del mundo en sus sombreros y una de esas cartas en sus bolsillos pidiéndoles explicación del truco del abandono de una familia que no ve hace meses?

El circo y su gran familia se llenan de vida entre la carpa y la boletería, entre los oídos .... y vengan a ver el circo!!!... Allá esta la fila directa al destino, donde se ve el boletero, un camino de globos iluminados sobre la alfombra roja de los expectantes ojos, caramelos coloridos invaden las miradas y flashes de fotógrafos por todos lados. Te atrapa el circo con su música y pasión, con sus diferentes suelos y te sientas ha esperar que comience la función, te diviertes, te aburres. El circo también  tiene su ciclo, que más da, gente de todas las rarezas, factores, pasados y futuros. Termina la función entre el humo de lo incognito, el aplauso y el recuerdo de un ayer.

Y muy por dentro en los mas intimo, ¿Quien sabe donde el payaso deja de ser payaso?, ¿Quién sabe donde los monos dejan de ser monos? Sí, al igual que los elefantes con falditas y triciclos, díganme ustedes donde se esconde el misterio de la supervivencia enmascarada, de aquel artista que ha dejado el alma en el escenario y se sienta a descansar como un muñeco de un ventrílocuo, para nuevamente vengan a ver el circo!!!

 Por otro lado los niños sonrientes, llenos de magia y los mas adultos mirando la vida que deja de ser, para dar paso a la juventud en las raíces de sus genes, porque nada, ni el mismísimo circo ni la vida termina, todo continua su curso de viento y arena, como si la vida y el circo fueran lo mismo.

Pensamientos Desdoblados 2

El peor amigo del corazón, es otro corazón que se hace el desentendido.

Las tortas sin velas y los corazones desolados, son lo mismo en los cumpleaños.

El cara y sello puede llegar a ser un problema sin solución para los indecisos.

El póker y la vida tienen el gustito de tener todo en las manos.

Decídete entre fresas, guindas, frambuesas o cerezas, no hay nada más agrio que permanecer en el tutifruti de la línea de la nada.

Las montañas se elevaron para que uno las suba y vea que hay detrás de ellas, lo mismo pasa con los problemas.

Prefiero correr riesgos y sentirlos necesarios, que dejar de correrlos postergando mis necesidades.

Se dice que los ojos lo único que no pueden ver es a sí mismos, lo mismo le sucede a los espejos y a los adormecidos en esta vida.

 Las mujeres y las faldas son perfectas en complemento cuando el viento sopla.

Nunca me decido entre un buen té o un buen café, es por eso que prefiero el vino.

No hay nada más solitario que un barco encallado y una lluvia que se aproxima.

Algún día llegare a tener todo lo que quiero, para poder empezar a deshacerme de todo lo que no necesito.

¿Serán las estrellas las lágrimas cósmicas de la luna en su llanto nocturno de soledad?

Disfruta las estaciones de la vida como lo hacen las hojas de los arboles, que hasta en su otoño se les ve coloreando.

Ese día le preguntaron al barquero ¿Para qué usas remos si tienes tus brazos?... se quedo un rato mirando el cielo observando unas gaviotas y no se le vio mas.

Los pianos entre sus blanco y negros guardan todos los sonidos del mundo, si a estos les pusiésemos alas la gente los confundiría con verdaderas aves.

Que no te mate la ansiedad, cuando la tranquilidad se te extravía sobre el puente directo a la ciudad de la alegría. 

El soberbio no se dará cuenta que antes de compararse necesita valorarse.

No  existe persona humilde que no se sienta orgulloso de sí mismo en la intimidad. 

La libertad es solo posible cuando se entiende la lucha intima del deseo y del puedo.

Cuando me canso de utilizar a las personas que tengo a mi lado, empiezo a quererlos.

La guerra de los sexos comenzó hace años y la cama sigue siendo el escenario perfecto para la batalla.

Cada vez encuentro que la luna está más cerca, o es el efecto de querer poseerlo todo junto a mí.

Antes de querer estar acompañado, conócete a ti mismo, hay que estar preparado para saber utilizar quien se tiene al lado. 

¿Para qué tener tantas preguntas, si no se tienen las respuestas?

Para tener fe en sí mismo, primero valora lo que había antes de que tú nacieras y segundo preguntate ¿Que sería esta vida sin tu existencia? 

El silencio es la mejor respuesta, de los que no tienen preguntas en la vida.

La felicidad es eso que andamos buscando y que confundimos cuando estamos tristes. 

Hay veces que hay que hacerse el desentendido para ser feliz.

Que no se te olvide soñar con el camino, caminar sobre él y visualizar el final de este..... si quieres llegar a estar cerca del comienzo.

La verdadera amistad nunca se pone en duda, el verdadero amor es incontrolable y la perfección no existe.

Si la muerte toca tu puerta, simplemente ábrele, dale un par de whiskies y muéstrale el camino a casa.

Mi genio se me extravió en algún lado y me da una rabia terrible no poder encontrarlo.

El amor y el dinero salen a actuar en las noches donde el amor se queda dormido y el instinto despierto.

Mis nervios se comen mis uñas, mis miedos se comen mis sueños y mis dudas se comen mi vida.

Algún día será dijo el soñador, algún día vendrá dijo el paciente, hoy es el día dijo el triunfador.

Cuando te sientas solo y quieras llorar, simplemente ríe, no hay nadie a quien darle explicaciones.

Estoy más que seguro, que no hay nada más seguro en la vida que la nada.

La esperanza no se pierde, se pierde el tiempo tratando de mantenerla.

Muchas veces  la soledad es la única compañera que es capaz de realmente escucharte.

El resultado de las acciones nunca será más importante que el esfuerzo que te llevo a ello.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres